Ansiedad Canina ¿trastorno o padecimiento?

Muchos de nuestros perros muestran comportamientos o conductas que a veces no sabemos cómo corregir, no entendemos si será temporal o un comportamiento adquirido, y no conocemos el porqué de las mismas. Por ejemplo, cuando un perro se enfada, o cuando un perro da vueltas sobre sí mismo o cuando se muerde la cola.

Foto por Soggydan Benenovitch
Foto por Soggydan Benenovitch

El organismo normalmente está preparado para adaptarse a situaciones estresantes de forma temporal. Pero cuando la situación estresante se prolonga por mucho tiempo, empiezan a notarse los efectos de estrés sobre el organismo y, sobre todo, en los cambios de conducta de nuestro perro.
La definición de comportamiento es la capacidad de adaptación de un organismo al entorno en el cual vive. Cuando hay cambios en el entorno durante períodos prolongados, se producen situaciones emocionales conflictivas aumentando la ansiedad o tensión, debido a la frustración generada por la ausencia de experiencias físicas, sociales, etc.
Muy a menudo la ansiedad en perros aparece cuando éstos han vivido durante cierto tiempo una rutina determinada y de repente se cambia dicha rutina a un entorno poco estimulante. Un ejemplo poco considerado es el de los perros callejeros que al ser adoptados pasan de movilizarse a estar encerrados en un espacio poco motivador. Otros casos incluyen a perros que pasan de compartir casi todo el día con sus propietarios a estar solos en un jardín o, incluso, a estar atados a una cadena durante cierto tiempo o permanentemente.
Otra situación que puede causar estrés y consecuentemente ansiedad en los perros es el caso de animales con escaso o nulo contacto social con animales de su misma especie o de otras especies, que de repente se ven obligados a compartir.

Una manera de saber si el comportamiento de su perro está causado por la ansiedad es determinar si presenta alguno de estos síntomas:
Canine lick granuloma– autolamido
– ladrido excesivo
– conducta destructiva
– excavado de pozos
– orinar y/o defecar en lugares inadecuados
– hiperactividad
– lamido de objetos
– succión de tejidos, llegando incluso a la automutilación
– presentación de estereotipias (caminar sin sentido de un lado al otro de una reja)

La forma de corregir estos trastornos es, principalmente, identificar la posible causa y tomar las medidas adecuadas para eliminar o disminuir el efecto de la misma.
Lo recomendable para mitigar la ansiedad es disfrutar de paseos controlados incorporando el uso del collar y la correa, evitando que nuestro perro tome el control de dicho paseo. Esto se logra haciendo que el perro entre en el estado emocional adecuado antes de salir a pasear y no una vez que ya tiene colocada la correa.
7050839_m
Otro consejo es realizar una rutina de alimentación, juego, paseos, entrenamiento y diversión. Esta rutina denotara una mejora en su receptividad hacia el ambiente, personas alternas, otras mascotas, promoviendo energía positiva y canalizando su ansiedad hacia un entorno mas apacible.
Es importante poner al perro a realizar métodos de “trabajo mental” ya que esto disminuirá su ansiedad porque tiene algo que hacer y así evita aburrirse.
La mejor relación que un perro y su dueño deben fomentar es la vinculación y apego uno del otro para lograr una comunicación y entendimiento mutuo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s