Un vistazo a las razas: Jack Russell Terrier

29201048_s

¿Cómo no caer bajo el encanto de un Jack Russell Terrier? Esa carita alargadita y blanca con esas manchitas cafés, ese cuerpo tan bien proporcionado y ágil y esa colita parada y alegre… Es un amor… Pero, tenga cuidado, que el Jack Russel Terrier es una raza muy hermosa, juguetona, atlética, energética y tiene su carácter, así que no debe de incluirlo en su familia a menos que esté dispuesto a ser una figura dominante en la vida de su perrito.

Los Jack Russell Terriers son considerados, hasta el día de hoy, como perros de trabajo, inclusive, el mejor galardón que un Jack Russell puede tener es cuando se le juzga positivamente en competencias de trabajo.

La raza fue desarrollada por el Reverendo John Russell, a mediados del siglo XIX en Inglaterra. El Reverendo era conocido por su pasión por la cacería, especialmente de zorros rojos, y creó esta raza de perros capaces de excavar una madriguera y sacar a su ocupante para entregarlo a su dueño. Cuando el Reverendo Russell creó la raza lo hizo pensando puramente en cazar zorros: su color, conformación, características e inteligencia.

Hoy en día existen varias “versiones” del Russell Terrier, está el Jack Russell Terrier, el Parson Russell Terrier (un poco más alto que el Jack) el Jack Russell Terrier Inglés y el Russell Terrier. ¿Cómo saber cuál es cuál? Todo depende del club o asociación canófila a la que le pregunte. Lo cierto es que los amantes de esta raza hacen un esfuerzo por mantenerla (aunque algunos no le consideren una raza per se) y se cuidan de que se entienda cuáles son sus fines reales.

Por ejemplo, un Jack Russell Terrier no es un perro que sea necesariamente bueno con niños, ya que a diferencia de otras razas, nunca tolerará que le jalen las orejas o le molesten.

También, al perro le gusta cazar, excavar y brincar. Entonces no es un buen perro para compartir con otras mascotas (especialmente si son pequeñas) y para dueños que se enojen si hay huecos en el patio o que tienen patios abiertos de los que el perro puede escapar.

El Jack Russell siempre querrá ser el jefe de la manada, entonces puede que no se lleve bien con otros perros, inclusive puede ser agresivo con perros que son más grandes que él.

Y el Jack Russell es, lo decimos una vez más, un perro de trabajo, entonces no es un perro para estar encerrado en una casa o apartamento y necesita de sus caminatas largas y ejercitantes cada día.

Tener un Jack Russell en casa implica un compromiso para toda la vida del perro (más o menos 15 años) ya que necesitan de un constante entrenamiento y un constante recordatorio de que el humano es el alfa y por lo tanto el que manda.

Si usted quiere tener uno, pruebe primero respondiendo este formulario del Club Americano de Jack Terrier Russell.
http://www.therealjackrussell.com/breed/jrprofiler.php

Bibliografía consultada:
http://www.therealjackrussell.com/index.php
http://www.dogbreedinfo.com/jackrussellterrier.htm
http://www.akc.org/breeds/russell_terrier/index.cfm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s